Web Civil

Consultorio Jurídico e información para el ciudadano.
Elaborado y atendido por profesionales.
La problemática laboral más compleja la resuelve el:
WEB CIVIL PROFESIONAL

Testamento cerrado


Es aquel testamento en el que se desconoce la voluntad del testador, para ser revelado posteriormente ante cinco testigos de los cuales tres han de firmarlo. Como se desconoce el contenido del mismo, el notario leerá su contenido para ponerlo en conocimiento de los interesados que acuden al acto. Este tipo de testamento puede ser escrito por el causante que firmara todas las hojas que lo componen o por una persona designado por el mismo, teniendo que firmar el testador todas las hojas y también al comienzo del mismo.

El testamento se entregará al notario cerrado y en el momento de abrirlo extenderá el acta correspondiente y una vez leída la misma lo firmarán los testigos y el propio notario.

Una vez autorizado el testamento, el notario lo pone a disposición del testador quedándose una copia del mismo. Tras el fallecimiento del testador el notario debe presentarlo ante el juez competente para que sepa de la muerte del causante, si no lo presenta a los diez días siguientes a la muerte, responderá por daños y perjuicios. Para el caso de que el testamento esté en posesión de otra persona, tendrá que cumplir la obligación de presentarlo dentro del mismo plazo de diez días porque sino perderá todo derecho a la herencia.

© Todos los derechos reservados Prohibida la copia o la reproducción total o parcial
(incluido el sistema de voces y subvoces y la configuración del mismo)
Aviso Legal - Política de Privacidad