Testamento ológrafo

Es aquel testamento que realiza el testador por escrito y con una serie de requisitos como son:

  • Mayoría de edad.
  • Ha de ser escrito y firmado por el mismo testador.
  • No son válidas otras formas de realización como es maquina de escribir, ordenador…
  • Se ha de señalar el año, mes, y día en que se otorga.
  • Si tuviera tachones o borrones en caso de que sean apreciaciones válidas para su interpretación, el legislador las puede dar sentido y admitirlas como validas, pero si afectan a elementos esenciales del mismo, el legislador las dejará como inválidas.
  • Cualquier extranjero puede realizar testamento en su propio idioma, siendo igualmente válido que el realizado por un español.

Una vez realizado el mismo se presentará ante el juez de primera instancia del ultimo domicilio del testador o el del lugar donde haya fallecido. El plazo de caducidad es de cinco años. La persona que lo presenta será aquel que tenga el testamento en su poder, y dentro del plazo de diez días desde el momento en que conozca el triste desenlace. También podrá presentarlo, cualquier persona que tenga interés en el testamento como heredero…etc. Una vez presentado el testamento ológrafo y acreditada la muerte del testador, el juez lo abrirá si esta cerrado, firmará todas las hojas y comprobará su identidad por medio de tres testigos que conozcan la firma y la identidad del otorgante y una vez comprobado la veracidad del mismo de dará paso a las pretensiones del fallecido.